Mis días en Maturín...



Bueh, cuando solía despecharme en Maturín, caminaba desde Juanico por toda la calle Bolívar hasta llegar a aquella panadería árabe que quedaba al lado de un banco. En la que toda esa trayectoria me acompañaba unos cuantos cigarritos mientras comía chesse tris y me tomaba un raspáo de limon que compraba cuando llegaba por la catedral.

Luego entraba aquél cyber que quedaba cerca de la panadería; me conectaba, pasaba horas y horas conectada. Mirando mi Msn. Mirando cuando ÉL se conectara. Y si ya lo estaba, quedarme viendo su nick. Por horas, comiendo cocossette e imáginando la cantidad de vainas que quería decirle sin que me lastimara y me arrepintiese después.

Así me despechaba en mis días en Maturín.
Sola, sin amigos. Los marlboros, las calles húmedas y el internet...

2 comentarios:

  1. Una buena forma de llevar el despecho!
    Maturin ♥

    ResponderEliminar
  2. interesantes relatos jeje.. me gusta como escribes.. cuando puedas pasate al mio.. tenemos muchas cosas en comun eso creo jaja... soy percusionista de reggae. saludos.. dios te cuide..!

    ResponderEliminar

- ATACA -