Game Over.

Debí…



Sí, ya está dicho: TE SUPERÉ. Tuvo que haber pasado cinco fucking años para que me diera cuenta del daño que me hiciste; a mis huesos, a mi corazón, a mi organismo que ya no siente ningún ardor.

Creo que debí imaginar que el tiempo sería una buena excusa de una pequeña esperanza de volver. Pero te has encargado de dejarme saber todo lo contrario. O no, a veces pasa que me das entender que sí, que sí quieres estar conmigo, pero no veo el “sacrificio” para que esto ocurra.

Nosé cuando tuve que parar mis sentimientos hacia a ti. Debí hacerlo aquella noche en la que me terminaste en tu cuarto con Max entre mis brazos, o… fue hace unas semanas cuando me dijiste que llevarías a la estúpida que tienes por novia a conocer a tu familia en aquél país de ajíes picantes… Porque ajá, sé que después de mi han habido muchas y te esperé. Esperé, quizá, muy adentro de mi que ellas no llenarían ese vacío que pensé yo llenaría al pasar de los días, semanas, meses y hasta ahora que han transcurrido estos cinco años. La verdad, nosé, en serio.

Nosé si debí hacerlo cuando me vine para esta ciudad que me dije en mis adentros: A lo pasado pisado. Pero, debí, debí, debí haberlo hecho muchas veces pero bueh... es ahora cuando lo hago. Y lo hago porque siento que ya es hora de dejarte ir; de dejarte que no me tengas como un pendiente sinó simplemente como una conocida que conociste hace un buen tiempo y listo.

Qué estúpida fui al imaginar que después del tiempo podríamos volver. Creo que fue por la razón de que estaba llena de amor por ti; podría ser, nosé…

Te digo adiós… sí, adiós.

No seguiré intentando poner algún recuerdo de ti en esta cabeza mía quizá loca, quizá cuerda. Te digo adiós, adiós a tus manos, adiós a tus ojos, adiós a ese lunar debajo de tu barbilla, adiós a tu cuello, adiós a tu pancita, en fin, adiós a tu ser…

Creo que ya no te deseo ni en mis sueños. Adiós a ti y a tus mentiras.

PD.: Recuerdas cuando te dije: No entiendo por qué aún te sigo teniendo en mi celular, en mi MSN, en el MySpace, en el Facebook, en el Twitter hasta en el Hi5 si ya ni nos escribimos… Podría decir que hasta olvidé tu voz porque si te soy sincera tengo tiempo que no escucho ese programa tuyo por la internet y ni nos llamamos. He tratado un par de veces de borrarte y siempre me entra como un brisa que me dice que no lo haga. Pero ya no me temblará el dedo medio para dar ENTER y eliminarte, eliminarte de todo y hasta de mi…

2 comentarios:

  1. Wow, tremendo post, en serio.
    Me pareció un poema bastante crudo, de esos que a todos les gusta por ser muy realista y sincero.
    En serio, debes escribir más a menudo! Saludos YaneeeeR!!

    ResponderEliminar
  2. Vlad: Como que ahora si voy a tener un chance hay?? jajaja

    ResponderEliminar

- ATACA -