Yo no creo en el Amor, pero si en algo parecido.

¿A la tercera va a la vencida?



Definitivamente sí, en mi caso sería a la tercera. Después de mi primer enamoramiento me juré que no volvería a ocurrir, pero como en este mundo en relativo, me dejo llevar por las circunstancias.

Aquí estoy, escribiendo de mi “tercer” amor, escribiendo sobre el hombre que a pesar de mis 20 años me hizo creer en el matrimonio y que, qué bonito podría ser tener hijos. Ojo, tampoco es que quiero casarme y desde ya tener hijos, no, simplemente que de un modo me hizo trasladar hacia el futuro imaginando una familia.

Yo era la típica que no creía sobre la familia feliz y todo el cuento ese del amor. Pero pasó que con él es distinto; primera vez que me sentía segura de que sí podría formar una familia y querer.

No sé por qué todo es tan distinto con él. Con él puedo ver las cosas desde otro punto de vista, tranquilo, más alcanzables. No pone interferencias en nada, me aguanta mis rollos mentales, mi terquedad, cosa que era un factor retorcido con mis anteriores relaciones, este no, este me dice: Yaner, ya, tranquila, no pienses, estoy aquí y contigo.

Pero desde hace tres meses para acá es que pude darme cuenta mis sentimientos hacia él. Precisamente tres fucking meses.

Nunca conversamos sobre el tema, simplemente me inventé esa historia en mi cabeza viéndolo a él con el papel principal de dicha cuento.

“Ese es el hombre de mi vida, el padre de mis hijos, el esposo que desde pequeña soñé tener y formar una familia”; es lo que suelen pensar las mujeres cuando están enamoradas del hombre que creen que puede ser el correcto y que por consecuencia, estoy pensando en este momento.

Este es la tercera vez, en el que estoy tentada a acercarme a eso lo que le llamar “amor”. Recordando que en ocasiones anteriores me ha afectado considerablemente. A tal punto de hacer un voto de celibato y darle tiempo indeterminado.
Pero eso no viene al caso. Estoy así de cerquita por cometer lo que tantas mujeres en este mundo comenten: Enamorarse. Y no una ni dos, sinó tres veces. Dándome mi batacazo de nuevo.

Y pues, parecerá repetitivo, que escriba: TRES, TRES, TRES, tres esto; tres lo otro. Pero es que el dicho: A la tercera va a la vencida, está matándome. Muchas interrogantes están revolucionando mi cabeza.

Tengo miedo; sí, y de esos que te vuelves desesperante. En el que te encuentras entre la espada y la pared; y no sabes si arriesgarte o mantenerte firme.

Mis pensamientos se encuentran contrariados. Él es el hombre y temo perderlo. Pero, el amor no es para siempre. Y eso lo tengo claro. En fin, no sé. Tocará esperar y ver que sucede.

¿Habrá un cuarto y a la vencida? Quien sabe…


PD: Este escrito fue realizado hace un año.

2 comentarios:

  1. una vez le pregunte a mi hermano, en medio de un horrible despecho, "sera que me volvere a enamorar?sera que volvere a reir? porq duele tanto?" y el me contesto: "reiras cuando algo sea realmene comico, y siempre nos volveremos a enamorar, hasta que aprendamos lo que es el amor realmente". En ese momento no le entendi mucho pero tiene razon, amamos de diferentes maneras, hasta encontrar a ese amor "vedadero" con el cual valga la pena desgarrarse. No tengas miedo de volver amar...ten miedo cuando no sepas hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. bueno aunque yo ahora no creo en el amor, te contestare con una poesia de whitman q me gusta mucho.
    ¡Oh, mi yo! ¡oh, vida!
    de sus preguntas que vuelven,
    Del desfile interminable de los desleales,
    de las ciudades llenas de necios,

    De mí mismo,
    que me reprocho siempre (pues,
    ¿quién es más necio que yo, ni más desleal?),
    De los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos
    despreciables, de la lucha siempre renovada,
    De lo malos resultados de todo, de las multitudes
    afanosas y sórdidas que me rodean,

    De los años vacíos e inútiles de los demás, yo
    entrelazado con los demás,
    La pregunta, ¡Oh, mi yo!, la pregunta triste que
    vuelve - ¿qué de bueno hay en medio de estas
    cosas, Oh, mi yo, Oh, vida ?

    Respuesta

    Que estás aquí - que existe la vida y la identidad,
    Que prosigue el poderoso drama, y que
    puedes contribuir con un verso.

    WALT WHITMAN


    pedro alonso

    ResponderEliminar

- ATACA -