En una tienda de zapatos.

Qué bolas tienes tú.



Así comienzo este post que desde hace algún tiempo no escribía, un sábado por la noche, justo cuando el reloj marca las 11pm y me entra esas ganitas de escribir… y sí, algo me inspiró hacerlo. Mi chico de veintitantos…

No lo he vuelto a ver desde hace mas de 4 meses – já, mucho tiempo, no? – y es que no sé si parecerá casualidad, pero no lo veo desde que escribí mi último post sobre él (El mismo de la parada de autobuses). Ajá, 4 meses, pero teniendo como 2 meses y pico que no lo veía; en un centro comercial concurrido aquí en la ciudad, lo vi, estaba en una tienda de zapatos, el mismo en el que yo me encontraba. Entró con una chica, les mentiría si los vi agarrados de mano, pero sí, llegó con ella. Yo estaba agachada midiéndole unas sandalias a mi madre, lo tenía tras mío, se me sentó en la silla de al lado Y TODO, yo tratando de no verlo. Creo que más era el susto que lo reconociera mi mamá o mi hermana, que yo, pues el año pasado mi madre lo conoció, una sola vez, pero lo conoció y mi hermana solo por foto. Entonces, yo ahí asustada dando la espalda. Luego de un rato se fue. Yo quedé media dolida, tres días antes me había enviado un mensajito de texto diciéndome que me quería ver y estar conmigo. Si les soy sincera, nuestra relación no era formal, salíamos, estábamos juntos, pero nada así como para decir que éramos “Novios”. De igual forma, dolió…

Lo peor no fue ahí, fue cu
ando salí de la tienda de zapatos. Me lo consigo de frente. Sé que me vio y esperando su cara de sorpresa le hice el gesto esperado, el de: qué bolas tienes tu. De su parte, evadió mi mirada y sacó su celular para disimular – descarado hijoeputa-.
La vaina es que hace algún tiempo he tratado de que salgamos más y estar menos en su apartaco. Y ahora me encuentro con esta vaina. En fín, eso pasa… que lo que uno quiere que el hombre haga con uno, él viene y lo hace con la otra. Qué mierda…
Mis continuos rollos con él, no es tanto que me iba a “engañar” por decirlo de alguna manera, obviamente que estábamos a la expectativa de que algunos de los dos pudiera tener su jujú aparte, pues él, no daba la iniciativa de algo serio, y… pues yo como siempre, la jodida del cuento, era la que lanzaba flechas de iniciativa, pero que va, nada.
El rollo era más que eso, era porque no salía conmigo a diferentes lugares como solíamos hacer antes. Todo era estar en su apartaco, con una botella de vino, musiquita y desnudos… no suena mal, pero coño, yo quería compartir en otros sitios con él.
Lo peor que pude haber dicho una vez fue: “Ya eres adulto, veintiocho años es para ya tener una relación seria, hasta casado y con hijos…madura, ensériate. Yo soy una carajita que ni primer semestre tiene aprobado, trabajo, pero con todo y eso no tengo sueldo fijo. ¿Quieres eso?. Tampoco quiero que me tengas como “amante” porque no, no quiero. Tampoco con esto digo que te cases conmigo y tengas hijos, pero sí anda pensando en familia, tienes edad para eso”.
La cagué, no? Jajajaja… Yo siempre la cago. Qué jodida soy.
A raíz de todo ese cuento de la zapatería, como a las dos semanas de haber pasado aquella vaina, me lo conseguí en el MSN, conectado pero desde una de esas páginitas que puedes tener acceso a la misma. Decido preguntarle en forma de broma, que por qué no me saludó cuando nos vimos y que por qué no me presentó a su amiguita. El coñoemadre ése respondió que no me había visto y en ese mismo texto escribió que ya se tenía que ir que tenía mucho trabajo. HIJO DE LA GRAN PUTA, en serio. Me alteré y le respondí: que POR FAVOR, sea serio y si tiene a otra o que ya no quiere tener nada conmigo me lo diga porque sinó se jode conmigo. Qué bolas…

Pero, yo insistía que tenía algo de culpa por lo que le ha
bía dicho antes – que madurara – y en parte me sentía aliviada, pues, la caraja resultó ser una compañera de trabajo en la cual yo conocí en una de esas salidas nocturnas con él, jajajajaja, y lo peor, que medio le tenía idea porque cuando la conocí sentí alguna química entre ellos. Pero bueh, a la final se había decidido por mi y toda la cosa… pero ya veo que no, jajajaja, fue a ella.

Han pasado siete meses desde
esa última vez. Desde hace un par de semanas, me dio por enviarle un msjito, pues él me había escrito por una pág y decidí responderle pero por medio de msj de texto. – REAPARECIÓ – pensé. En fin, para mala suerte mía me responde que quién soy – mi cara de: qué es esto no fue nada agradable. Y al pasar unos minutos, llamó. Le atendí, creo que su voz se escuchaba algo nervioso cuando distinguió mi voz. Al saber que era yo preguntó lo “típico” que cómo estaba y toda la cosa y finalizó su llamada diciéndome que me volvería a llamar porque no estaba en la ciudad y se escuchaba interferencias – no le creí-

Resulta que sí, sí llamó. Obviamente, que yo sorpren
dida pero bueh, comenzó a decirme que me quería ver y que cuándo podría ser. De repente no sé de donde le salió decir que como ese misma semana era el “día del amor” qué mejor día para vernos y estar juntitos. Ok, ya va, mi cerebro no coordinaba. Se imaginaran mi cara de WHAT THA FOCK de la vida. Pero bueh, acepté.

Llegó el día y saben, la pasam
os en SU APARTACO, ESCUCHANDO AMIGOS INVISIBLES, CON LA BOTELLA DE VINO y DESNUDOS. Nada cambió…
PD. Hace un año y un poquito más de este post.

10 comentarios:

  1. Sabes algo, se parece mucho a una historia mia con unos "" PEQUEÑOS"" detallitos 8-) , y no fuiste estupida , diciendo eso a el , es una relacion asi no sea formal hay que expresar lo que sentimos.

    Aveces pienso en no tener una relacion dentro de un buennn tiempo o tener una relacion FORMAL.

    coño el truco del celular ese me lo se yo, siempre lo uso.

    deberia de escribir unas experiencia mia de estas cosas.

    Y lo que me da ARRECHERA, esque despues que desaparecen, PLAS aparecen como arte de magia! ahhh >.<

    ResponderEliminar
  2. * Israel: No Isra, a la final, no estoy clara. Por qué aún me pregunto qué coño tengo con él. Qué es lo que de verdad quiere él conmigo. O... qué es lo que yo quiero con él. A veces me siento tan contrariada...

    * Purpy: Sí, es la idea. Deberías ribirlos. Para eso está este espacio jejeje :p. Y pues, claro, mientras dejas cosas claras es mejor para uno. Porque al menos dijiste lo que sentiste en el momento. Lo del celular, bueh... qué te puedo decir. Un modo de: "Si te he visto no te conozco" jejejeje. Me picó tanta esa vaina, créeme.

    Lo peor Purpy es que aparecen cuando uno menos se los espera jejejeje... que mala suerte la mía. :p

    ResponderEliminar
  3. Uff esas historias de fantasmas.. bastantes que me se, hasta creo que he pasado por una.

    Que ladilla es eso de que alguien con el quien tuviste un JuJu hace tiempo aparezca de nuevo a joderte la vida (bueno no tanto así). Pero lo peor es.. que sigue habiendo una quimica asi y... fuck! tentacioooon!

    ResponderEliminar
  4. * Bencito: Sí, la tentación. Pero ya decía Wilde: "La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella". Y acá estoy. Me sigue gustando a persar de los meses, casi año que no lo veo. Y es que, así me haga la dura en una de esas que lo vuelva ver, con un par de copitas o que me hable o que me roce, caeré. Lo sé. Y entons, para que engañarme.

    Aunque pienso que sí puedo. Pero la mente es muy traicionera...

    :(

    ResponderEliminar
  5. Si le hacemos caso a Wilde.. pues mas de uno terminaremos en el infierno! jajajajajajajaja.

    Pero si sabes que en realidad quieres Ñacata con el chamo.. dale! pa' alante!.. aunque lo malo es que si se va de nuevo quedas aturdida.. que dificil.
    Aplica la ley de Coje-Bota.. eso funciona jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajaja ay coño Ben! jajajajaja, qué risa. Bueh, ALANTE, eso es lo que hago. Cuando aparece, vamos que pa' luego es tarde jejejejeje. Pero eso de coje-bota, soy partidaria de que: "No hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti".

    Aunque pareciera a simple vista que lo hace conmigo. Pero no sé. Soy estúpida al esperarlo.

    De verdad que a veces nosotras las mujeres estamos conscientes de un error, sabemos la solución y estamos allí pegá's tal cual como un a ladilla jejejejeje.

    ResponderEliminar
  7. Es q me dan ganas de matarte...tu la cagaste con lo que le dijiste, si es cierto, pero no por decirselo, sino porq te pusiste a ti misma de un valor bajo. "mire mamita" con ese tono de voz no tan benevolente como te lo digo, asi tengas que repetirlo delante de un espejo, asi te lo tenga que grabar para q lo uses como ring tone, coño TU VALES carajo! es q que rabia, que el tipo es un mmgv? de eso no cabe duda, que metiste la pata creyendo como para volver a caer emmmm duh ¬¬ ! pero el que este libre de pecado que lance la primera piedra! a la final no es cuestion de no cometer errores,sino, por dios, de aprender sobre ellos! nos hacemos demasiadas ilusiones creyendo que somos capaces de cambiar a un tipo, mire,los hombres no cambian! es una gran mentira! no existe el hombre perfecto pero estan las imperfecciones a nuestra medida! hasta que usted no sepa realmente quiere de un tipo, no va saber diferenciar de entre la multitud. espero q a estas alturas ya lo sepa

    ResponderEliminar
  8. Carlinita, es que en aquél momento no sabía qué hacer. Y es por eso que me pasan las cosas. Acuérdate que no sé nada de relaciones "sin nombre", relaciones de noviazgos y esas cosas. Al principio pienso: Está mal. Lo alejo, le digo que ya no más. Pero no sé, luego pasa que me pregunto: ¿Y cuál es el problema si sigo con ese jueguito?. Preguntas así me contradicen mucho...

    Y es que en el fondo pienso que vendrá y me dirá que soy la mujer de su vida. Porque su cuerpo me lo dice. Pero no sé ami... no sé que pensar al ver que pasan meses y reaparece tal cual como una intermitente...

    :(

    ResponderEliminar
  9. Aquí voy a darle la razón a un pana con el que hablaba anoche...

    El dilema más grande de nuestras vidas es que tenemos a los hombres como la cosa más negativa del planeta. Y aquí es donde entran las palabras de mi pana "Porque vienen con un alelo del genoma X que está programado para no saber qué carajos quieren en la vida pero, oh sorpresa, tener clarita la idea de que uno, a pesar de lo que haga, a pesar de lo que diga, a pesar de lo que intente, jamás le dió ESO, que ellas no saben qué es, pero que querían"

    Y te lo digo porque aún no sé si quieres que el pana se enserie nada más... o si quieres que se enserie contigo y nadie más!!

    Yo, que el pana, tampoco me hubiera hecho muchas bolas, me hubiera fusilado a cuanto manguito bajo hubiera conseguido y seguiría también dándote palos en la mata, a ver cuándo caes.

    Ojo, te estoy hablando como mujer, no como macho... te juro que no entiendo nada nadita nada de lo que quieres con el pana... :S

    Menos mal que esta guarandinga, si no quieres que se publique, no se publica... me parece que es casi un despropósito para la "solidaridad femenina", pero juroq ue ando así, como el pana, "pintándome una comiquita de las incongruencias de las mujeres en mi vida"... como me dijo ayer.

    Jajajajajajaja...

    ResponderEliminar

- ATACA -